El Nuncio Apostólico presidirá el primer día de triduo extraordinario

Excmo. y Rvdmo. Mons. Bernardito Cleopas Auza, Nuncio Apostólico de la Santa Sede en España, presidirá el primer día del Triduo Extraordinario con motivo del Centenario de la Real Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y la Nuestra Señora de la Caridad

El día 4 de junio, a las 20.00h, la Parroquia, Basílica y Real Santuario de Santa María de la Victoria de Málaga tendrá el honor de recibir a S.E.R. Mons. Bernardito C. Auza para celebrar este día histórico. Nacido el 10 de junio de 1959 en Talibon, Filipinas, es una figura de gran relevancia en la Iglesia Católica, con una trayectoria marcada por su compromiso pastoral y su servicio diplomático.

Ordenado sacerdote el 29 de junio de 1985, ha dedicado su vida al servicio de la Iglesia, destacándose por su profundo conocimiento en áreas como la Teología, Filosofía y Derecho Canónico. Su incursión en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1990 lo llevó a desempeñarse en diferentes nunciaturas y representaciones ante organismos internacionales, consolidando su experiencia y liderazgo en el ámbito diplomático.

Nombrado Nuncio Apostólico en Haití en 2008, Mons. Bernardito C. Auza ha sido reconocido por su labor en la promoción de la paz y la justicia social. Su consagración como Arzobispo en 2008 y su posterior designación como Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU en Nueva York y la OEA en Washington, D.C., subrayan su compromiso con el diálogo interreligioso y la defensa de los derechos humanos a nivel internacional.

La reunión celebrada el 18 de octubre de 2022 entre una representación de la Hermandad y Mons. Auza en la sede de la Nunciatura Apostólica en Madrid ha fortalecido los lazos entre la Cofradía y el Nuncio Apostólico, generando grandes expectativas y alegría entre los hermanos ante su próxima visita.

En este contexto de celebración y gratitud, la Cofradía del Amor se enorgullece de recibir a Mons. Bernardito Cleopas Auza como celebrante del primer día del Triduo Extraordinario en el contexto del I Centenario fundacional, reconociendo su labor como representante de la Santa Sede y su compromiso con la fe y la fraternidad.

La presencia del Nuncio Apostólico en este hecho trascendental para la Cofradía es un testimonio relevante, que fortalece el vínculo entre la Hermandad y la de la Iglesia Católica universal. La Cofradía del Amor espera con entusiasmo el comienzo de los cultos extraordinarios, que será sin duda una ocasión de gracia por la vida de la corporación, de sus hermanos y devotos, con las miras puestas en seguir proclamando que “Donde hay Caridad y Amor, ahí está Dios“.

Compartir