Noticias

La Virgen de los Dolores, nuestra Madre. Su Imagen, una joya.

La Dolorosa volverá a formar parte de una exposición, en esta ocasión con motivo del III Centenario del nacimiento de Fernando Ortiz.

 

Qué duda cabe de que la imagen de la Dolorosa suscita en muchos hermanos un sentimiento devocional y un cariño muy especial que la convierten en referencia ineludible en nuestra Hermandad. Nuestra Dolorosa siempre ha sido, para los cofrades y para muchos feligreses de la Victoria, un icono de la Madre fuerte y tierna, cercana, delicada y firme, sentada a los pies del Cristo del Amor. Sus manos extendidas y su mirada al cielo, componen una estampa dramática y, al tiempo, cargada de esperanza, con la que se han venido identificando multitud de devotos que a lo largo de noventa y tres años se han acercado a ella en el bajocoro del templo victoriano o en la capilla castrense, durante los años en los que allí fueron venerados los Titulares de nuestra Cofradía.

Entre los cofrades más cercanos al día a día de la Hermandad, los que participan cotidianamente de sus actividades, se puede constatar que, si bien siguiendo el patrón tradicional de estas asociaciones, cada cual se sentirá más cercano al Cristo del Amor o a la Virgen de la Caridad, todos, absolutamente todos, sienten debilidad e inclinación por la Dolorosa, nuestra “Chiquitilla”.

cristo y dolorosaPero además, esta imagen es una joya. Tenemos el privilegio de poseer y custodiar en nuestro patrimonio las valiosísimas piezas escultóricas que componen el grupo del Cristo del Amor: el Crucificado y la Dolorosa a sus pies.

Ambas tallas, declaradas en 1994 Bien de Interés Cultural y profundamente estudiadas y restauradas por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Artístico, son atribuidas con bastante fundamento –últimamente se ha pasado de la atribución a la práctica confirmación de la autoría- al escultor malagueño del siglo XVIII, Fernando Ortiz.

Precisamente en 2017 se conmemorará el III Centenario del nacimiento de Ortiz (1717-1771). La ciudad sevillana de Osuna, con la que el escultor Fernando Ortiz tuvo una estrecha relación y en la que se conservan dos imágenes de gran valía, obra del escultor (la Virgen de la Merced Comendadora y el Jesús Cautivo de la Hermandad de la Vera-Cruz), va a desplegar un programa de actividades para celebrar dicha efemérides. Entre las mismas está la exposición “Fernando Ortiz en el tercer centenario de su nacimiento”. La misma tendrá lugar en el Museo de Arte Sacro de la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción de Osuna, entre el 18 de noviembre de 2016 y el 15 de enero de 2017.

Este verano pasado, el comité organizador de esta muestra se puso en contacto con la Cofradía para solicitar la presencia de la imagen de la Stma. Virgen de los Dolores en esta exposición. La solicitud venía avalada por el Excmo. Y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Sevilla, quien preside el Comité de Honor de la muestra y ostenta, así mismo, la máxima representación del Patronato de Arte de Osuna, institución organizadora en colaboración con la Hermandad de la Vera cruz de dicha localidad y del propio Ayuntamiento de la ciudad.

El pasado mes de septiembre, una representación de los organizadores de la exposición visitó el Santuario de Santa María de la Victoria para conocer de cerca las imágenes del cristo del Amor y la Dolorosa y presentar de primera mano a la Hermana Mayor y miembros de la Junta de Gobierno, lo detalles de la exposición. Junto al responsable del Patronato de Arte de Osuna y miembros de la Hermandad de la Vera Cruz, estuvo presente el Historiador del Arte y actualmente Jefe de Departamento de Obras e Instalaciones Culturales de la Consejeria de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucia, José Luis Romero Torres, comisario de la exposición junto con el también Doctor en Historia del Arte, Pedro Jaime Moreno de Soto.

Precisamente, José Luis Romero Torres es quien desde los años noventa viene sosteniendo que Fernando Ortiz es el autor de las imágenes del cristo y la Dolorosa. A él se debe el primer estudio que en este sentido se hiciera en torno a dichas efigies. Según Romero Torres, la atribución no se debe sólo a los innegables rasgos estilísticos, que se ven reforzados con la comparación con las obras documentadas del citado escultor, sino que se dolorosa1935ve refrendada por el hecho de que Ortiz realizara -según consta documentalmente- varias imágenes para el Convento de las Agustinas Recoletas de Málaga, en el que profesaron tres de sus hijas. Junto al San Agustín y la Santa Mónica que seguro talló para dicho cenobio, seguro que Fernando Ortiz esculpió igualmente el Crucificado y la Dolorosa sedente que las monjas fueron llevando consigo en las diferentes ubicaciones que tuvo el convento desde la desamortización y la exclaustración, hasta que llegaron a establecerse en los aledaños de la iglesia de la Victoria, en una casa donde los cofrades del Amor comenzaron a fraguar la Hermandad en torno a las imágenes con las que compusieron el grupo que ahora veneramos.

Esta atribución, que ya fue sugerida en los años treinta por Juan Temboury en un informe realizado para la posterior adquisición de las imágenes por parte de la Cofradía a las agustinas, ha sido posteriormente sostenida también por Juan Antonio Sánchez López en su exhaustivo estudio sobre la imaginería procesional de Málaga.

En el citado encuentro, los responsables de la exposición ofrecieron todos los detalles sobre cómo iría expuesta la imagen de la Virgen Dolorosa, que ocuparía un lugar privilegiado en la muestra que se celebrará en la Colegiata de Osuna. En la muestra estarán otras piezas llegadas de distintos puntos de España: de la propia Catedral de Málaga, del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, de Jerez de la Frontera, etc.

Al mismo tiempo, ofrecieron detalles técnicos sobre el transporte y la seguridad, así como sobre las garantías con las que se llevará a cabo todo el proceso desde que salga la imagen de la Victoria hasta su regreso al término de la muestra.

Tras haber sido informado el entonces Párroco y Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías, la solicitud se presentó al Cabildo General Extraordinario reunido a tal fin el pasado 7 de octubre. El mismo, celebrado bajo la presidencia del nuevo Párroco y Director Espiritual de la Cofradía, aprobó por unanimidad acceder a la cesión temporal de la imagen para su participación en la exposición con motivo del tercer centenario del nacimiento de Fernando Ortiz.

doloresEsta será por tanto, la segunda vez que la Virgen de los Dolores sea expuesta en los últimos años en una muestra de esta envergadura, ya que –como podemos recordar- estuvo presente en la exposición “El legado de nuestra fe”, que  se celebró en San Julián con motivo del Año de la Fe (2013).

La exposición se verá complementada con la publicación de un catálogo, en el que, lógicamente, aparecerán las imágenes del Cristo del Amor y de la Dolorosa con su correspondiente referencia relacionada con Fernando Ortiz, quien además será el objeto de una monografía que se publicará, aportando un estudio de su vida y obra que hasta ahora no se ha hecho y que tan necesario resulta. La Cofradía se ha ofrecido para hacer la presentación en Málaga de la exposición y de las publicaciones referidas.

En los próximos días iremos informando de la fecha en la que será trasladada la imagen, daremos cuenta de la exposición y mostraremos fotografías de su presencia en la muestra y daremos cuenta de los actos que se organicen para despedir y recibir a la imagen con motivo de su traslado a Osuna.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email