Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Nueva iluminación de las capillas de los Sagrados Titulares

El pasado 19 de Enero de 2014 el Vicario General, José Manuel Ferrary; el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, y el presidente de la Fundación Sevillana Endesa, Antonio Pascual, firmaban  el acuerdo de colaboración para llevar a cabo la iluminación del interior de nuestra sede canónica: la Basílica de Santa María de la Victoria.

Este proyecto, diseñado por Enel Sole, contempla la combinación de tres tipos de iluminación: la de diario, utilizada para iluminar las zonas de paso, la de culto, que prevé la iluminación del presbiterio y los retablos del crucero, y la extraordinaria, que contempla la iluminación de todas las capillas laterales, retablos, camarín y bóvedas de las naves.

Precisamente las capillas de nuestros sagrados titulares han sido intervenidas para incorporar una iluminación compuesta por proyectores LED que generan más luz, suponen menos coste y calienta mucho menos las imágenes. A partir del empleo de estas fuentes de luz, de última generación y de larga vida de funcionamiento, se conseguirá un ahorro en el consumo de energía del 70 por ciento respecto a la utilización de tecnologías no eficientes y se evitará la emisión a la atmósfera de 18 toneladas de dióxido de carbono anualmente, según un consumo de 4.000 horas anuales.

LA FUNDACIÓN ENDESA

Esta instalación responde así a criterios de sostenibilidad y eficiencia energética aplicados a todos los trabajos de la Fundación Sevillana Endesa, mediante el empleo de las técnicas más avanzadas en este campo, así como de integración del sistema de iluminación en el monumento, para que su impacto visual sea el menor posible, mediante la correcta elección de la ubicación y dimensiones de los proyectores, han informado.

Actuaciones como ésta forman parte de los objetivos de la Fundación Sevillana Endesa para mantener y embellecer el conjunto histórico-artístico-monumental de Andalucía y Extremadura y promover manifestaciones culturales, especialmente aquéllas que tienen un mayor arraigo social.

En Málaga, la fundación ha llevado a cabo desde su constitución en 1988, la iluminación de parte de los templos y monumentos más significativos de la ciudad, tales como la Catedral, el museo y salón de tronos de las hermandades de los Estudiantes y del Santo Sepulcro, la Iglesia de San Julián y el Jardín Botánico de la Universidad de Málaga, entre otros.